Tornillería Deba estrena sede en Bergara tras invertir 7,5 millones

  • 8 de Febrero de 2008

La nueva planta dispone de 6.800 metros cuadrados y otros 2.000 más para materias primas.



La empresa Tornillería Deba ha invertido 7,5
millones de euros en la construcción de una nueva sede,
también en Bergara, que le permitirá duplicar su capacidad
productiva e introducir mejoras medioambientales. Según su
gerente, Pedro Muñoz Baroja, la nueva planta cuenta con 6.800
metros cuadrados y dispone además de 2.000 metros cuadrados
de terreno para almacenar materia prima. La empresa se dedica
a la fabricación de elementos de sujeción metálicos mediante la
estampación en frío, cuyo principal mercado es el de la
automoción, y trabaja para las principales firmas europeas. Su
plantilla suma 70 trabajadores.



La construcción y posterior
traslado de la empresa a la nueva planta ha supuesto la
«confirmación del proyecto empresarial» de la firma, fundada en
1993 como Sociedad Anónima Laboral. La factoría ha consolidado su posición en el mercado y su situación
financiera.



La nueva planta permitirá a Tornillería Deba duplicar su capacidad de producción, mejorar las
condiciones de trabajo con unas instalaciones mejor equipadas y optimizar sus condiciones ambientales.



Mejorará además la gestión del utillaje tras la adquisición de un almacén automático que permite una reducción
del espacio necesario y optimiza su gestión.

image