PMG Polmetasa consolidará en 2014 el ritmo de crecimiento del 6% de los últimos 14 años

  • 1 de Septiembre de 2014
Las claves su tasa de internacionalización situada en el 88% PMG Polmetasa mejorará en 2014 el resultado de 2013, consolidando así un crecimiento en torno al 6% en los últimos 14 años, a pesar de la crisis y de su muy alta cuota de mercado en Europa. Con el traslado en 2009 a sus nuevas instalaciones, que cuentan con 14.500 m2, PMG Polmetasa realizó la automatización de sus procesos productivos.

La escucha empática al cliente para identificar sus necesidades y generar oportunidades; la pertenencia a un grupo sólido, PMG, que proporciona el volumen y músculo necesario; el desarrollo continuo de las competencias del equipo humano para llevar a cabo las estrategias que le diferencian y que aportan valor al cliente; y, en definitiva, la satisfacción equilibrada de los grupos de interés, ha llevado a PMG Polmetasa a mantener, durante los últimos 14 años, un crecimiento en torno al 6%. Y ello a pesar de la crisis, de la muy alta cuota de mercado alcanzada en Europa y de haber transferido volumen a sus plantas de EE.UU. y China para sus respectivas implantaciones. A las claves que han motivado el crecimiento hay que añadirle un quinto factor decisivo: el de la globalización, que ha llevado a la empresa a ser muy independiente del mercado local, en el que solo vende alrededor del 12%.

La actividad del Grupo PMG se centra en la fabricación de componentes sinterizados para la automoción en las áreas de propulsión y chasis, ámbito en el que en el que PMG Polmetasa es líder europeo dentro de la parcela de componentes para amortiguador, a la vez que centro de desarrollo para las otras plantas de la misma unidad de negocio en EE.UU. y Asia. Manel Pérez Latre, director general de la compañía de Arrasate, recuerda que la firma alcanzó el liderazgo en Europa en 2006 y que, desde entonces, ha reforzado esa posición con una cuota de mercado relativa del orden del 1,8 sobre su más inmediato seguidor.

En línea con los anteriores ejercicios, PMG Polmetasa hace un positivo balance del pasado 2013, en el que alcanzó una facturación de 51,3 millones de euros con una plantilla media, excluyendo prejubilados, de aproximadamente 255 personas. De hecho, el pasado ejercicio mantuvo ventas respecto al 2012, año en el que alcanzó su récord histórico.
En cuanto al presente 2014, las previsiones apuntan de nuevo a volver a la senda del crecimiento, si bien, según apunta Pérez Latre, a un ritmo menor que en los años anteriores. “Pero prevemos mayores ventas y mejor resultado que en 2013”, subraya. De cara a los próximos ejercicios, la compañía trabaja en el desarrollo de algunas soluciones técnicas que deben permitirle ofrecer más valor y continuar creciendo en el medio plazo.

Inversiones
PMG Polmetasa realizó una potente inversión –cercana a los siete millones de euros– en el bienio 2007-2009 con motivo de su traslado a las nuevas instalaciones en Arrasate, en las que cuenta con una superficie construida de 14.500 m2 y la posibilidad de construir otros 4.000 m2 más. Además de la automatización de sus procesos productivos, la compañía pudo fusionar dos de sus antiguas plantas en una, con la consiguiente mejora de eficacia. Tras esta importante operación, en los últimos cuatro años las inversiones han sido algo más contenidas, oscilando entre el 3,5% y el 4% de su cifra de ventas y dedicadas, principalmente, a incrementos de capacidad en algunas áreas, a la modernización de equipos para incrementar productividad y a la instalación de nuevos medios de control en proceso. En este sentido, el director general de la firma indica que deben también considerarse las fuerte inversiones que el grupo ha realizado en mercados como China y Nafta.

En concreto, en China realizó una importante apuesta a finales de 2009 mediante la apertura de una nueva planta en Shanghai con el objetivo de incorporar la fabricación de productos de dos unidades de negocio diferentes, entre ellas, la de PMG Polmetasa, que llevó a cabo la propia firma en 2011 y que le ha permitido dar respuesta a sus clientes globales. Además, buena parte de los desarrollos para China se realizan en Arrasate, lo cual permite facturar ingeniería y generar valor en Euskadi.

En cuanto a los principales retos que marca el Plan Estratégico de PMG Polmetasa, Manel Pérez Latre destaca el continuo desarrollo del equipo humano para seguir incrementando la productividad “y, sobre todo, para asegurar la capacidad de adaptación al cambio que los retos tecnológicos y culturales nos van a plantear en los próximos años”. En este sentido, afirma que la compañía apuesta por incrementar su competitividad identificando dónde está el valor, generándolo de manera eficaz y vendiéndolo adecuadamente. “Tenemos que rebelarnos contra la banalización de nuestro producto. De pronto todo es una ‘commodity’ que se puede comprar a granel y, si nos dejamos arrastrar por ese concepto, entonces no nos quedará más solución que bajarnos el sueldo pero, mientras el mercado esté formado por seres humanos, seguirá existiendo la posibilidad de la diferenciación”, añade.

Apuestas de valor

Entre los hitos de los últimos años, recuerda el director general de PMG Polmetasa, Manel Pérez Latre, la inauguración en 2012 de su propio centro de I+D+i en el AIC, que ha permitido a la firma afianzar su posición con clientes ya consolidados aportando la prestación del servicio de ensayos y logrando la homologación de sus propias soluciones técnicas dirigidas a lograr reducción de costes y mejora de funcionalidad. Además, ha establecido relación comercial con nuevos clientes en el norte de África para los que su capacidad de codiseño y ensayo les es de gran valor. Por otro lado, Pérez Latre destaca la revisión participativa de la firma, proceso que se ha llevado a cabo con la participación de todos los empleados y el apoyo del comité de empresa para lograr un mayor compromiso, compresión y aceptación del proyecto empresarial a través del debate generado mediante una participación abierta.

image