Mondragón lanza su apuesta por el coche eléctrico con una inversión de 15 millones

  • 19 de Junio de 2010



La corporación ha desarrollado un prototipo en un año y medio


En el coche han participado un total de 20 cooperativas y 35 investigadores



Corporación Mondragón ha apostado de manera decidida por el desarrollo y fabricación de componentes de coches eléctricos e incluso, si se plantea en el futuro, su propia producción, para lo que invertirá un total de 15 millones de euros en nuevos proyectos a partir del prototipo City Car realizado íntegramente por el grupo cooperativo que ayer se presentó en el Polo de Innovación Garaia de Arrasate.


El presidente de la Corporación Mondragón, José María Aldecoa, y el vicepresidente de la división de Automoción del grupo cooperativo, José Ramón Goikoetxea, presentaron el primer prototipo de vehículo eléctrico desarrollado íntegramente en Arrasate en el que han participado un total de 20 cooperativas, a través del trabajo durante año y medio de 35 investigadores, y que ha contado con una inversión de 1,7 millones de euros.


Aunque no es la primera vez que la Corporación Mondragón pone en marcha un prototipo de coche eléctrico, hace ya 13 años desarrolló el Zeus, y que no cuajó por la falta de conciencia colectiva que existe hoy por la sostenibilidad. Con el City Car el grupo cooperativo no sólo entra de lleno en el futuro más próximo, sino que da un paso más al poner en valor el conocimiento depositado en todas sus empresas en favor de un proyecto que se considera estratégico.


De ahí, que el vicepresidente de la división de Automoción de Corporación Mondragón, José Ramón Goikoetxea, afirmara que el proceso de fabricación del City Car ha sido “muy gratificante en lo que se refiere a la innovación y la intercooperación que han existido entre los colaboradores del proyecto” en el horizonte de 2015 A pesar de que no será hasta el año 2015 ó 2018 cuando el coche eléctrico ocupe su lugar adecuado en el mercado, Corporación Mondragón va a seguir trabajando en aquellos aspectos que preocupan más, como son un análisis del mercado, la orientación definitiva del producto y un plan de viabilidad para el futuro coche.


Goikoetxea anunció que el grupo cooperativo también va a centrarse en el desarrollo de algunos elementos básicos del coche como pueden ser, entre otros, la plataforma rodante y la carrocería exterior. “Consideramos que son básicos para tener la posibilidad de desarrollar estos elementos no sólo para los fabricantes de coches, sino para nuestra producción del coche eléctrico”, preció Garaikoetxea.


El responsable de Automoción de Mondragón precisó que lo importante del proyecto es “capitalizar” la ingeniería y el desarrollo, ya que el negocio de fabricación es poco relevante porque se realizará en microplantas, aunque no descartó la posibilidad de establecer alianzas con otras empresas, mientras que los componentes se fabricarán en otros lugares más competitivos.


Goikoetxea afirmó que el coche eléctrico va a ir ocupando progresivamente un lugar en el mercado, en donde van a aparecer nuevas oportunidades de negocio, al existir muchos tipos de vehículos que estimularán el desarrollo tecnológico.


Por su parte, José María Aldecoa destacó que “el coche eléctrico ha significado avanzar en innovación, una apuesta por la sostenibilidad y poner en valor el conocimiento existente en el seno del grupo cooperativo”.

image