Mercedes levanta el ERE al fabricar 400 vehículos diarios

  • 13 de Abril de 2011



Una buena noticia que alivia un poco la cara más amarga de la crisis. La dirección de Mercedes-Vitoria anunció ayer la suspensión del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) -el tercero en los dos últimos años- al que estaban sometidos la casi totalidad de los más de 3.000 empleados de la multinacional automovilística.


Emilio Titos, director de la fábrica vitoriana, comunicó ayer a los sindicatos, en el transcurso de una nueva reunión para negociar el convenio colectivo, que «no será necesaria la aplicación de ningún día más de ERE con respecto al calendario laboral establecido para 2011». La mayoría de las centrales sindicales aprobaron en junio de 2010 este tercer expediente de regulación para un total de 55 días, cuya extinción se produciría el próximo 30 de junio. Hasta el momento se había cumplido de manera escrupulosa.


La dirección de Mercedes recuerda que la producción diaria de 400 vehículos es más que suficiente para garantizar a la plantilla que no se producirán más trastornos laborales en forma de expedientes este ejercicio. «Con la esperanza de que la entrada de pedidos se mantenga en la línea ascendente, para no tener que regular de nuevo la actividad, queremos agradecerles muy sinceramente su colaboración y esfuerzo durante el difícil periodo que apenas estamos superando», reza el comunicado de la dirección a los trabajadores al que ha tenido acceso EL CORREO.


Y mientras se conocía la suspendión del ERE, los sindicatos y los responsables de la fábrica automovilística mantenían una nueva reunión de cara a desbloquear un convenio colectivo que mantiene enfrentadas a las dos partes. La razón empresarial sondeó ayer a los trabajores sobre cuál es su disposición ante las futuras conversaciones, al tiempo que los sindicatos insistieron en la necesidad de que las negociaciones deben partir del actual convenio. Las dos partes se han vuelto a citar el próximo día 19 para un nuevo encuentro.


El enfrentamientos entre trabajadores y dirección tiene que ver en aspectos tan relevantes como la flexibilidad, los turnos de trabajo, la movilidad o los incrementos salariales. Las centrales han calificado de «regresivo» el planteamiento de la firma. Incluso, hicieron un llamamiento a la plantilla a «no colaborar» con la empresa al utilizar Mercedes «el chantaje como principal herramienta».
La dirección, por su parte, insiste en que «los tiempos han cambiado», por lo que exige un nuevo marco de producción.

image