Mercedes alarga la jornada en Vitoria por el aumento de las ventas de la Vito

  • 18 de Marzo de 2008

Inicia la contratación de 130 personas para aplicar la novena hora diaria de producción desde el 2 de junio



La dirección de la factoría Mercedes de Vitoria reveló ayer a los
sindicatos que la producción en sábados por la mañana que aplica
desde primeros de año no es suficiente para atender al aumento de
las ventas de la furgoneta Vito y del monovolumen Viano, que
estiman en 114.000 unidades para el conjunto de 2008. Por ello,
anunció que alargará la jornada diaria en una hora -otra de las
medidas de flexibilidad previstas por el convenio- a partir del 2 de
junio.


Los directivos comunicaron que esta medida lleva consigo ampliar en
130 operarios el colectivo de 2.880 personas que trabajan en los
talleres de montaje de la planta. Se trata del personal que tendrá que
cubrir las libranzas -de alrededor de un día por cada dos semanas y
media- generadas por la novena hora de producción diaria que
tendrán que realizar los trabajadores de los talleres. La selección de esta mano de obra adicional va a comenzar
en los próximos quince días con el fin de que los contratados se incorporen a sus puestos dentro del mes de
mayo.


Pedido extra


La tendencia al alza del ritmo productivo de los vehículos montados en Vitoria, que coincide con la producción a
la baja de los turismos de otros fabricantes instalados en España, se hizo patente hace ahora un año. La
empresa ya programó entonces acabar 2007 con 105.000 coches fabricados, aunque el conflicto de la fábrica
Mercedes de Barcelona en los meses de octubre y noviembre, acabó rebajando la producción a menos de
100.000 unidades. En enero pasado, la dirección industrial de Mercedes anunció que su previsión para el
presente año se movía en una horquilla de 106.000 a 112.000. Ayer confirmó que la cifra definitiva es ésta
última, y que, además, existe en negociación un pedido de 2.000 más que, si se cierra, obligará a sumistrarlo
antes de septiembre.


La compañía ya había activado en enero el trabajo en sábados, pues la norma de flexibilidad del convenio le
permite habilitar hasta 20 jornadas en ese día por trabajador y año. Sin embargo, las últimas circunstancias han
generado la situación, también prevista en el pacto laboral, de alargar de ocho a nueve horas uno de los dos
turnos de la factoría. Este aumento se producirá al final en el de la tarde, lo que supone que ese relevo saldrá
del trabajo a las once de la noche.
Mercedes agotará otras fórmulas, incluso el trabajo en una semana de vacaciones, antes de introducir el tercer
turno laboral en Vitoria.

image