MAPSA invierte más de 10 millones en una instalación automatizada de pintura y en una célula de innovación

  • 29 de Octubre de 2008



La Cooperativa MAPSA, perteneciente a la Corporación Mondragón y dedicada a la fabricación de llantas de aluminio, ha inaugurado hoy en su factoría de Orkoien, próxima a Pamplona, una instalación de pintura completamente automatizada y robotizada junto con una célula de innovación en baja presión de aluminio, que la sitúan en primera línea tecnológica de su sector en Europa. Ambos equipamientos contribuirán notablemente a la mejora de su capacidad competitiva.


La inversión ha superado los 10 millones de euros y el objetivo de ambas instalaciones es lograr una calidad óptima en la producción de llantas para el sector del automóvil, atendiendo tanto a la seguridad como a la estética del producto. El acto de inauguración ha estado presidido por el Presidente del Gobierno de Navarra Miguel Sanz y por el Presidente de Mondragón, José María Aldecoa, acompañados por el Presidente de MAPSA, Javier Egea y por el Director Gerente de la Cooperativa, Miguel Ordóñez.
La nueva instalación de pintura, controlada por ordenador, incorpora los últimos avances tecnológicos en la pintura de llantas, con un sistema horizontal que mejora el acabado del producto y la homogeneidad de la pintura aplicada, posibilitando el pintado en varios colores y con diferentes terminaciones, según las exigencias del mercado. En cuanto a la célula de innovación, permitirá controlar más eficientemente los parámetros que intervienen en la fundición del aluminio, que son determinantes para obtener un producto de la máxima calidad.


MAPSA produce piezas de diferentes tamaños, desde las 14 pulgadas y poco más de 7 kilogramos de peso hasta las 19 pulgadas y 13,5 kilos. Las nuevas instalaciones refuerzan la automatización y flexibilidad de sus procesos de fabricación, que cuentan con exigentes controles de calidad unitarios (control de todas las llantas sin excepción), que hacen posible el seguimiento y la trazabilidad de cada una de las llantas en todas las fases de producción.


Con estas inversiones, MAPSA refuerza también su compromiso social con la Comarca de Pamplona, apostando decididamente por el futuro de su actividad y consolidando el empleo de las 400 personas que hoy trabajan en su factoría de Orkoien, además del mayor empleo inducido que ayuden a generar.


MAPSA fabrica anualmente 1,6 millones de llantas de aluminio que suministra a 22 plantas europeas para equipar diversos modelos de sus clientes: Peugeot, Citroën, Opel, Saab, Toyota, Volkswagen, Seat, Renault, Ford, Volvo y Suzuki. Para este ejercicio prevé unas ventas de 67 millones de euros, de los que más del 60% corresponderán a exportaciones

image