Fuchosa invertirá un millón de euros tras superar en 2013 su producción anterior a la crisis

  • 25 de Febrero de 2014

La compañía Fuchosa de Atxondo ha capeado la crisis económica con unos excelentes resultados, que espera seguir mejorando con la nueva inversión que ha previsto desarrollar a lo largo de este mismo año. El grupo ACE (Automotive Components Europe) al que pertenece la planta destinará un millón de euros a la modernización de la línea de producción. El objetivo es incrementar su capacidad gracias a la implantación de una segunda cadena. Para ello la empresa vasca ya destinó entre 2012 y 2013 más de 3,2 millones de euros. Como resultado, ha logrado superar las cifras previas a la crisis, alcanzando un total de 40.000 toneladas de horquillas o soportes de freno, dos toneladas más que las registradas a lo largo de 2008.

«Por así decirlo -detalla José Manuel González, director gerente de la firma- prácticamente la mitad de los vehículos que vemos en las calles y carreteras llevan horquillas de disco fabricadas en Atxondo». La operación se enmarca en el plan estratégico de la compañía dirigido a incrementar el volumen de producción hasta las 45.000 toneladas -5.000 toneladas más que en el último ejercicio- ante las previsiones de crecimiento de la demanda en el sector.

La implantación de la segunda línea de producción ha convertido a la planta de Atxondo en proveedora de dos nuevos fabricantes de frenos coreanos, que se añaden a sus tres clientes tradicionales en este ámbito.

Premio a la calidad

Además, la compañía vasca ha sido reconocida internacionalmente por la «calidad de sus componentes de automoción», al obtener el premio Mejor Proveedor 2013 de Chassis Brakes International (CBI), uno de los mayores fabricantes de frenos. «Entre las razones para premiar a la empresa, CBI menciona expresamente el fuerte apoyo proporcionado a la organización a través de su rápida y eficaz respuesta, permitiendo reducir el impacto inherente a la producción de piezas de hierro», detallan desde la compañía.

Fuchosa es la empresa cabecera del Grupo ACE, al que pertenecen también la planta polaca EBCC y la checa Feramo. Con una plantilla de 230 trabajadores ha conseguido una cuota de mercado paneuropea del 45% en la fabricación de horquillas de freno para todo tipo de plataformas de automoción.

image