FPK celebra su incorporación al Grupo Mondragón con pedidos por 30 millones

  • 20 de Mayo de 2010

Mondragón, el grupo cooperativo más grande del mundo y el primer grupo empresarial del País Vasco, adquirió el pasado 14 de abril la parte de la empresa FPK perteneciente a su antiguo partner alemán Aksys, terminando de esta manera una relación que comenzó en el año 1993.

FPK diseña y fabrica componentes estructurales y aerodinámicos en composite, trabajando con tecnologías limpias que permiten, a las principales marcas del sector de la automoción, la reducción del peso, del consumo de combustible y de las emisiones de sus vehículos. Esta estrategia está perfectamente alineada con el compromiso del Grupo Mondragón respecto a los nuevos requerimientos de movilidad y conceptos eficientes en la reducción de CO2.

Durante más de 16 años, la empresa ha sido una ‘joint venture’ participada en un 50% por el grupo alemán
AKsys y en un 50% por la Corporación Mondragón. Tras la entrada en insolvencia del socio alemán el pasado año, Mondragon ha
tomado la decisión de adquirir el 100% de FPK, entendiendo que éste era el mejor paso para garantizar la continuidad, crecimiento y desarrollo del negocio creado en 1993.

La inclusión de FPK en el Grupo Mondragón impulsará aún más las competencias que esta empresa de Zamudio (Bizkaia) había venido adquiriendo durante los últimos años, en los que se ha convertido en un centro de I+D y fabricación, con todas las capacidades técnicas y productivas para el desarrollo y la producción de componentes para el automóvil.


Participación de Batz en FPK

El proceso de cooperativización de la empresa concluirá a finales de 2010, quedando entonces su capital participado, además de por Mondragón, por los socios trabajadores y Batz, otra empresa del grupo que contribuirá a fortalecer este nuevo proyecto.

La empresa Batz, también perteneciente al Grupo Mondragon, participará en el capital y gestión de la sociedad, dadas las grandes sinergias en producto, tecnología y mercado que ambas compañías han identificado, con objeto de añadir un mayor valor a los clientes en sus productos y servicios.

Adicionalmente, esta alianza dotará a FPK de la capacidad de oferta global mediante las plantas e implantaciones propias de Batz en Igorre, Chequia, China y México y sus acuerdos con partners en Corea, India, Turquía, Sudáfrica, Brasil y Eslovenia.

A la buena acogida que ha tenido este cambio accionarial por parte del mercado, se suman la asignación de tres nuevos proyectos, que, reportarán a FPK unos 30 millones de euros durante la vida de los mismos.

FPK se encargará del desarrollo completo del Frontend del Renault Zoe, unvehículo eléctrico

La empresa continúa consolidando su presencia en el mercado francés, en esta ocasión con la obtención de dos contratos con el fabricante Renault. El Zoe, vehículo eléctrico que lanzará la empresa del rombo, llevará un Frontend Carrier (soporte del módulo frontal) diseñado, desarrollado y fabricado en FPK. Por otra parte, los carenados para la nueva motorización del Trafic serán también suministrados desde la planta de Zamudio.

El último contrato se ha firmado con Jaguar–Land Rover, y permitirá a FPK participar en el diseño y realizar la fabricación de los módulos cortafuegos para los nuevos todoterrenos de alta gama Range Rover y Range Rover Sport, que se fabricarán a partir de 2012 y 2013. Esto ha supuesto la entrada de FPK en un nuevo cliente con un nuevo producto y en un rango de vehículos en el que hasta ahora no había estado presente.

Estos tres nuevos proyectos se encuadran dentro del plan estratégico previsto por la empresa, que planea pasar de los 16 millones de euros de facturación a los 20 millones en cinco años.

image