Empresas alavesas desarrollan un coche eléctrico pionero en su fabricación

  • 27 de Enero de 2010

Vitoria, 27 ene (EFE).- Un grupo empresarial vasco y el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT)) han presentado hoy en Álava el proyecto de un coche eléctrico urbano que por su alto grado de simplificación se puede desarrollar con un sistema pionero de fabricación.

El proyecto, denominado "Hiriko, driving mobility" (Movilidad en la conducción en la ciudad), está siendo desarrollado en el Parque Tecnológico de Álava y dentro de quince meses se prevé la presentación del primer prototipo.

Este modelo, en el que el MIT leva trabajando desde 2003, es un biplaza eléctrico de reducidas dimensiones que podrá alcanzar los cincuenta kilómetros por hora, con una autonomía de 120 kilómetros y cuyas baterías se podrán recargar en doce minutos.

Este nuevo vehículo no requerirá de cadena de montaje como los coches tradicionales, sino que sus siete módulos se podrán ensamblar en cualquier planta con franquicia del mundo.

Pese a que hoy no se han facilitado todas las características técnicas del proyecto, el vehículo tendrá tracción a las cuatro ruedas, con motores eléctricos.

Además de ser las cuatro ruedas direccionales, el vehículo tendrá otra característica determinante, que se recogerá a la hora de aparcar y en el espacio donde entra un utilitario tradicional entrarán tres de este modelo.

Los promotores han explicado que no han hecho cálculos de cuántas unidades se producirían en un primer momento, aunque sí han adelantado que el precio de venta al público podría rondar los nueve mil euros.

En principio, los promotores están intentando que el cien por ciento de las empresas que construyan los diferentes módulos del vehículo sean vascas.

Los módulos que fabricarán cada empresa serán el chasis y la estructura mecánica; la parte energética; la electrónica de control; la carcasa externa y el sistema de iluminación; la seguridad integral; el desarrollo del habitáculo interior y el robo-ruedas.

Se transforma el sistema tradicional de fabricación, entendido como una única planta de producción y montaje, para establecer un modelo en el que cada empresa responsable del módulo fabricará su parte y luego se procederá al ensamblaje en cualquier planta del mundo.

El grupo empresarial vasco que está promoviendo este vehículo está conformado por la Asociación para el Fomento y Promoción de Actividades Industriales y Deportivas de Álava, el Centro Vasco para la Innovación, Emprendizaje y Desarrollo de Nuevos Negocios (DENOKINN) y Epsilon Euskadi.

El proyecto surge de la constatación de que casi el ochenta por ciento de los desplazamientos internos en las ciudades es realizado por una sola persona por vehículo.

En el estudio del Instituto norteamericano se planeta la promoción de este vehículo para su venta o el alquiler o el pago por uso concreto.

El presidente de AFYPAIDA, Jesús Echave, ha explicado que este proyecto pretende "transformar el concepto de movilidad urbana y la industria de la automoción", con el primer vehículo "mundial concebido para ser íntegramente eléctrico, no un coche tradicional con motor eléctrico".

El presidente de Epsilon, Joan Villadelprat, ha explicado que éste es un proyecto que supera lo "meramente tecnológico" y que se introduce en un modelo de "responsabilidad social".

Ryan Chin, del MIT, ha destacado la gran "base industrial" que tiene el País Vasco para poder afrontar un proyecto de estas características.

image