El preacuerdo de los trabajadores de Edscha con Gestamp facilita la operación de compra

  • 26 de Febrero de 2010

La fábrica cántabra se plantea 27 prejubilaciones en 3 años y el cese de un máximo de 25 contratos de los 415 actuales

Los trabajadores de la fábrica cántabra de Edscha aceptaron el pasado sábado el preacuerdo alcanzado por sus representantes y el grupo Gestamp Automoción, que está dispuesto a comprar el centro fabril dentro de la operación abierta y que se encuentra a la espera de un informe de Competencia en el ámbito europeo. El preacuerdo supone aceptar 27 prejubilaciones en 3 años, así como la rescisión de hasta un máximo de 25 contratos de los 415 actuales.
La idea es que, si la operación de compra sigue el calendario previsto, el próximo mes de marzo o ya en abril Gestamp 'aterrice' en todas las empresas de Edscha e inicie su programa de inversiones para mejorar la producción.
Edscha, empresa que fabrica en su centro de Cantabria componentes para el sector de la automoción (pedales, frenos, bisagras, etc), se encuentra desde hace un año en situación de insolvencia. En octubre de 2009 ya se planteó la posible compra por el grupo Gestamp Automoción, que preside el español Francisco Riberas. Estas últimas semanas, directivos de Gestamp han negociado con el comité de empresa y han mantenido contactos con la Consejería de Industria para sondear la posibilidad de ayuda oficial para las inversiones que tienen previstas en la factoría de Guarnizo.
Aunque todavía quedan flecos para cerrar la compra, lo cierto es que la adquisición de los centros de Alemania, República Checa y Eslovaquia está prácticamente cerrada, mientras que en España se estaba a la espera del preacuerdo con los trabajadores que ya se ha logrado en la factoría de Fabisa de Burgos (que verá recortada su plantilla a la mitad) y que ahora se completa con el centro cántabro. Además, Gestamp cerrará las fábricas de Portugal y se plantea una drástica reducción de la actividad en Francia.
«El acuerdo fue aceptado por el 80% de la plantilla que participó en el referéndum. De 415 trabajadores votaron 266 y 217 dieron su visto bueno a un documento que supone el inicio de una nueva etapa», explicaron los representantes del comité de empresa Francisco Álvarez (presidente) y José Luis Pérez Uslé, ambos de UGT, sindicato con mayoría en el órgano de representación, en el que también tiene delegados CSI-CSIF.
El preacuerdo supone la jubilación anticipada de 27 trabajadores mayores de 58 años desde 2010 al 2012. Partirían de cobrar un 90% de su salario neto que se iría incrementando en un 2% anual, con tope en el importe máximo de las pensiones de la Seguridad Social. Los que no acepten estas prejubilaciones podrán optar por una indemnización de 20 días por año trabajado hasta un tope de 12 mensualidades. Estas jubilaciones anticipadas se ofrecerán en 2013 a otros 8 trabajadores, que accederán de forma voluntaria.
En cuanto a las bajas, la reducción máxima de la plantilla se fija en 25 trabajadores, si bien Gestamp se da un año de plazo para valorar la rescisión de contratos. Los despedidos serán indemnizados con 45 días por año trabajado hasta un tope de 18 meses.

Congelación salarial
Otras de las cuestiones que figuran en el preacuerdo es la congelación salarial que para este ejercicio será total, pero para los próximos estará relacionada con la producción. Si la misma supera los 65 millones de euros se plantearán incrementos salariales, aunque sean pequeños. Así, si se logran de 65 a 70 millones de euros, el aumento será del 1% y en el caso de alcanzar entre los 70 a los 75 millones, se aplicará el aumento previsto en el Convenio Regional del Metal, que resulta de aplicar el IPC más un 0,6%. En ambos casos las subidas serán proporcionales a las cantidades que se hayan obtenido a consecuencia de la producción en la planta.
Otra de las cuestiones acordadas es el tratamiento de la Incapacidad Laboral Transitoria y se refiere a que la primera baja del año estará relacionada con el índice de absentismo, que se quiere reducir en la empresa para mejorar la actividad.

Producción
Los representantes del comité de empresa se mostraron satisfechos por el preacuerdo alcanzado que pone fin a muchos meses de incertidumbre, aunque insistieron en que la compra «todavía no se ha cerrado»·. Sin embargo, confiaron en el anuncio de Gestamp Automoción de próximas inversiones destinadas a la mejora de la producción centrada en la fabricación de bisagras, pedales, frenos de mano y otros componentes, que se realizan para casi todas las marcas de automóviles, especialmente para Volskwagen. «Para este año la demanda ha superado las previsiones, el problema es los próximos años. El 80% de nuestra producción se dirige a Europa», explican los representantes sindicales.

image