CIE se alía con la gallega Hispamoldes para abrir dos plantas en Marruecos

  • 8 de Junio de 2011


Las dos compañías sellan una alianza estratégica y crean al 50% una crean una firma volcada en la internacionalización, cuyo primer proyecto será la apertura en octubre de una fábrica en Tánger para suministrar a Renault.

CIE Automotive se ha aliado con el grupo gallego Hispamoldes para abrir en Marruecos dos plantas de producción de componentes plásticos para el sector de automoción, operación que se materializará a través de una empresa mixta centrada en la internacionalización cuya aportación inicial será de 1,1 millones de euros, tanto en metálico como en maquinaria productiva.

El primer proyecto conjunto de ambos fabricantes de componentes será
la puesta en marcha el próximo mes de octubre de una planta de piezas de plástico por inyección en la zona franca de Tánger, que dará suministro a la factoría en la que Renault iniciará en 2012 la producción de un nuevo automóvil de bajo coste. Por otro lado, la sociedad conjunta acometerá también este año en la zona franca de Tánger un segundo proyecto de inversión, aún en fase de análisis y definición, para la ubicación de otra planta que combinará la fabricación de moldes para inyección y de piezas termoplásticas con la reparación y mantenimiento de moldes de los fabricantes de coches que están instalados en la zona.

Antón Pradera, presidente ejecutivo de CIE, aseguró ayer en Ourense que las dos inversiones en Marruecos de la mano de Hispamoldes son la “primera piedra de una confianza mutua que nos llevará a ir juntos por el mundo”, y pronosticó futuras operaciones en mercados con demanda. Por otro lado, Pradera negó que esta alianza estratégica esté relacionada con una entrada progresiva en el accionariado del grupo gallego o su integración en la estructura societaria de CIE. En la misma línea descartó próximas inversiones en Galicia y consideró que ahora la clave es “salir al mundo, lograr nuevos mercados y generar valor, porque el futuro está en tener muchas fábricas fuera del país”. Por su parte, Mario da Costa, fundador y director de Hispamoldes, reconoció que en 2009 sufrieron el peor año de su historia, y ahora el objetivo es recuperar ventas.

El grupo gallego centra su actividad en la fabricación de moldes de inyección para automoción y prevé facturar este año 32 millones con una plantilla de 300 trabajadores. El grupo está compuesto por las firmas Hispamoldes, Hispaplasti y Plásticos de Palencia. El 60% de sus ventas son exportaciones, básicamente a Irán, México y Francia.

CIE ha cerrado el primer trimestre de 2011 con cifras récord de ventas y beneficio apoyándose en la recuperación de negocio y en su presencia en mercados emergentes como Brasil y México, y dentro de su estrategia de futuro figura el afianzar su presencia en Asia y Rusia, donde en los próximos años se concentrará el 50% del mercado de automoción.

El grupo vasco, que tiene como primer accionista a Gestamp con el 25,9% del capital, cerró 2010 con ventas de 1.591 millones y un beneficio neto de 41,4 millones. En un escenario de normalidad, su objetivo es duplicar beneficio en tres años y cerrar 2013 con ventas de 2.000 millones. Con más de 14.000 trabajadores y 62 plantas en todo el mundo, CIE es proveedor global y opera con seis tecnologías básicas: aluminio, forja, estampación, conformado de tubo y soldadura, fundición, mecanizado y plástico.

image