CIE: Multinacional con raices familiares

  • 3 de Julio de 2012
El grupo, que ocupa el podio de los frabricantes españoles de componentes de automoción junto a Antolín y Gestamp, ha registrado cifras récord en un entorno complicado.

El fabricante de componentes CIE Automotive ha apostado con fuerza por un modelo de negocio multitecnológico, diversificado y flexible que le ha permitido acomodarse rápidamente a la demanda, y registrar cifras récord en un entorno complicado y cambiante. Fruto de la integración en 2002 de Corporación Industrial Egaña (CIE) y Acerías y Forjas de Azkoitia, en estos diez años el grupo liderado por Antón Pradera se ha convertido en una multinacional con unos 14.400 trabajadores, cerca de 65 plantas productivas en todo el mundo, y centros de I+D+i en Europa, Brasil, México y China.

El grupo, que ocupa el podio de los fabricantes españoles de componentes de automoción junto a Antolín y Gestamp, está focalizado en la rentabilidad y no sólo en el crecimiento. Pradera mantiene que con poca inversión han sido capaces de conseguir buenos resultados gracias a un modelo de integración en el que el activo fundamental de la compañía son las personas y el conocimiento. Bajo este esquema, el grupo ha crecido en todo el mundo incorporando progresivamente compañías forjadas por empresarios muy involucrados en su negocio.

Experiencia y equipos
El vivero de CIE ha sido la empresa familiar vasca, y Pradera afirma que se sienten "dignos sucesores de los Egaña, Orbegozo, Lecea o de Cesáreo García". La implantación internacional se ha desplegado inicialmente a través de empresas mixtas. La experiencia ha enseñado a CIE que es mejor asociarse con fabricantes locales -a ser posible de capital familiar-, para aprovechar la cultura, la experiencia y los equipos. Como contrapartida han ofrecido desde el grupo servicios de I+D, calidad, ingeniería centralizada, o apoyo financiero o para exportar.

Con Corporación Gestamp como principal accionista con un 25,9%, CIE mantiene una mentalidad industrial a largo plazo, y tradicionalmente su apuesta ha sido duplicar capacidad y producción cada cuatro o cinco años. Proveedor global y suministrador de los principales fabricantes de coches, CIE opera con seis tecnologías básicas: aluminio, forja, estampación, conformado de tubo y soldadura, fundición, mecanizado y plástico. Este modelo multitecnológico pionero le ha permitido adaptarse con rapidez a los cambios del mercado. Tras varios ejercicios con cifras récords apoyándose en el tirón de mercados emergentes, ahora el objetivo del grupo es cerrar 2012 con una mejora del resultado "de más de dos dígitos".

CIE pretende continuar con su estrategia de expansión y crecimiento en la actividad de automoción, que se concreta en incrementar su presencia en Brasil, México, Rusia, India y China. Las previsiones del grupo apuntan a registrar este ejercicio un crecimiento de las ventas en el mercado Nafta (EEUU, Canadá y México), así como una recuperación del negocio en Brasil, donde en los últimos meses han sufrido un recorte de la demanda como consecuencia de los ajustes del Gobierno brasileño para frenar la inflación.

Para garantizar una correcta financiación de su estrategia de crecimiento a medio y largo plazo, el fabricante de componentes firmó en 2011 un crédito sindicado de 350 millones a cinco años, operación que junto a la salida a bolsa de su filial brasileña Autometal, le ha permitido completar el "proceso de captación de recursos". Antón Pradera mantiene que la suma de buenos resultados, "junto con un balance saneado y un modelo de gestión muy flexible, permitirán aumentar con garantías de éxito el perímetro de nuestro grupo".

http://www.expansion.com/2012/07/02/directivos/1341240679.html

image