BATZ inaugura hoy su planta en México

  • 15 de Octubre de 2008

Hoy, 15 de octubre, tiene lugar la inauguración de BATZ MEXICANA, en un acto que estará presidido por las autoridades de la ciudad y del Estado de San Luis Potosí, por el Presidente de la Corporación Mondragón y por los directivos de la Cooperativa Batz.

La construcción de esta planta mexicana forma parte del doble acuerdo firmado por Batz con General Motors y está vinculado con dos grandes proyectos globales de la multinacional norteamericana - Epsilon y Global Small Vehicle (GSV)- por el que la Cooperativa vizcaína de Igorre suministrará el módulo de pedales y la palanca de freno de estacionamiento para varios modelos de General Motors/Opel que irán montados sobre la plataforma Insignia (antes Vectra).

El suministro de conjuntos y componentes se prolongará durante los años de vida de los modelos (en torno a seis) y equipará vehículos de las marcas Saab, Opel, Chevrolet, Daewo y General Motors. La ejecución de este acuerdo ha exigido a Batz, la construcción de plantas productivas en México, Chequia y China y la realización de acuerdos de colaboración con una empresa coreana y otra india. La inversión total de estas plantas y joint-ventures ha ascendido a 35 millones de euros.

Inicialmente, Batz se había comprometido con el Proyecto Epsilon, que iba a suponerle unos ingresos de 190 millones de euros. Ahora, con la firma del nuevo Proyecto “Global Small Vehicle” y otros proyectos locales, la cifra total de ingresos se incrementará notablemente, superando los 300 millones de euros a lo largo de los seis años de vida de los modelos.

BATZ MEXICANA, está participada al 80% por la Cooperativa vizcaína y el restante 20% por socios locales. La superficie construida para las instalaciones productivas y oficinas asciende a 7.200 m2, disponiendo de otros 8.000 m2 para posibles ampliaciones. Cuando en unos meses se halle a pleno rendimiento dará trabajo a 130 personas y facturará anualmente 25 millones de dólares USA. Los módulos de pedalería y palancas de freno se destinarán mayoritariamente a las plantas de General Motors en EE.UU. y una pequeña parte a las plantas de la multinacional norteamericana en México. La ubicación en San Luis Potosí, una ciudad con fuerte población universitaria situada a medio camino entre el DFM y la frontera con Estados Unidos, permitirá contar con una mano de obra cualificada y un mercado accesible.

BATZ KUNSHAN, está ubicada en el Parque Industrial de Kunshan, próximo a Shanghai, que ha sido construido por la Corporación Mondragón. Propiedad 100% de Batz, dispone de un terreno de 20.000 m2, en los que se han construido 4.500 m2. También ha iniciado la producción y su plantilla, cuando se halle a pleno rendimiento, ascenderá a 60 personas y facturará anualmente 10 millones de euros. Desde Kunshan se sumininistrarán módulos de pedalería y palancas de freno a las plantas de General Motors en China.

BATZ CZECH, también es 100% de Batz y está situada en la ciudad checa de Ostrava. Dispone asimismo de un terreno de 25.000 m2 de los que ha construido 7.200 para las instalaciones productivas y oficinas. Cuando alcance su pleno rendimiento contará con 90 personas en plantilla y facturará anualmente 15 millones de euros, suministrando módulos de pedalería y palancas de freno a Opel/GM en Centroeuropa. Su emplazamiento es excelente ya que, en un radio de acción de 250 kms. se sitúan 13 fábricas de automóviles. Además de cumplimentar los acuerdos con General Motors (Epsilon y Global Small Vechicle), actualmente ya está suministrando gatos y palancas freno de mano para Volkswagen y Suzuki, disponiendo asimismo de un emplazamiento preferencial respecto a la planta en construcción de Hyundai, dada su proximidad a ésta.

En Corea y en India, Batz ha llegado a acuerdos de colaboración con socios locales, a los que facilita el diseño y Know-how para la fabricación de módulos de pedales y palancas de freno, que serán entregadas a las plantas de Daewo en Corea y de General Motors en India. La producción en Corea empieza el 2009 y en India lo hará en 2010.

Este intenso proceso de internacionalización de Batz está contribuyendo a reforzar su imagen de proveedor de primer nivel, al disponer de una capacidad productiva global y de un elevado grado de innovación y desarrollo. También le está ayudando a ampliar su gama de clientes y de pedidos a través de su instalación productiva en México, República Checa, China, India y Corea. De este modo, incrementa en la matriz de Igorre el número de empleos dedicados a I+D, a labores comerciales y a la gestión general del Grupo. Batz prevé facturar este ejercicio 103 millones de euros, de los que el 80% corresponderán a ventas internacionales.

image